Edificios


Grupo Escolar Franchy Roca

El primer Grupo Escolar que se estableció en La Isleta estaba ubicado en el actual IES Franchy Roca.  El Ayuntamiento solicitó al estado su creación en mayo de 1928, proponiendo  que su sede fuera el edificio que estaba a punto de terminarse a su costa en la Calle Tinguaro y que estaba siendo construido en unos solares comprados por el consistorio a los herederos de Pedro Bravo de Laguna.
Sería el 19 de noviembre de 1929 cuando el estado atendió la petición recibida y publicó una Real Orden que daba por creada una «escuela graduada» en La Isleta, con tres secciones para niñas y otras tres para niños.

Una vez entró en funcionamiento el nuevo centro escolar, el 24 de junio de 1933, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria aprobó homenajear a José Franchy y Roca bautizando al colegio con su nombre.

En el momento en que se descubrió la placa conmemorativa, José Franchy y Roca  no pudo estar presente ya que se encontraba en Madrid ejerciendo de Ministro de Industria y Comercio, pero envió a las autoridades locales el siguiente telegrama:

«Industria y Comercio a González Cabrera, Presidente del Consejo Local de Primera Enseñanza». «Recibo con vivísima emoción noticia acto colocación lápida rotulando con mi nombre Grupo Escolar Isleta. Siéntome más obligado por ese honor hacia querida ciudad. Con expresión mi profunda gratitud reitero mis deseos ser útil labor educación popular, preferente preocupación República».

Tras el triunfo del golpe de estado fascista, las nuevas autoridades dictatoriales decidieron cambiar el nombre del centro, pasando este a denominarse «José Antonio». Tras la vuelta de la democracia, el edificio recuperó su nombre original. En la actualidad el edificio es un Centro de Educación Secundaria.


La Junta de Obras del Puerto

En la entrada al barrio de La Isleta, por el Muelle Grande, se encuentra uno de los conjuntos de viviendas más característicos del barrio, las que popularmente se conocen como «las casas de la Junta de Obras».

Consta de varios bloques que acogen 168 viviendas, iniciándose su construcción el 12 de mayo de 1964. Aunque sus arrendatarios empezaron a vivir en ellas con anterioridad, su entrega oficial se produjo el martes 18 de octubre de 1966.

Su adjudicación se hizo entre los trabajadores del MOPU (Ministerio de Obras Públicas) reservándose esta promoción concretamente para el personal de la Junta de Obra del Puerto.

En los años 90 del siglo pasado se inició su venta a los adjudicatarios o herederos de los mismos que probaran que residían con anterioridad a esa fecha en el lugar, por lo que hoy son viviendas de titularidad privada.


La Casa roja

La conocida popularmente como «Casa Roja», ubicada en la trasera del desaparecido Cine Litoral, fue construida en el año 1930 y en sus inicios los vecinos del barrio la denominaban «Casa Máquina».

Esta curiosa denominación obedecía a que en sus bajos se instaló un motor con la finalidad de bombear el agua residual de la zona y el agua salada destinada al baldeo del barrio.

El primer encargado de su mantenimiento fue Santiago Bolaños Martín, que debía velar por el mantenimiento de los tres motores con que contaba la casa. Uno de ellos llenaba un depósito situado en la calle Betagache, otro impulsaba el agua residual hacia el Confital y el otro funcionaba como auxiliar del primero de ellos.

El edificio consta de tres plantas. La primera, a pie de calle era donde vivía el responsable de la misma, la segunda, más abajo, se usaba como taller y en la última se encontraban los referidos motores.

Su propiedad corresponde al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.


Mercado del Puerto

El mercado de abastos de La Isleta fue inaugurado en el año 1891. El edificio actual data del año 1911 y fue construido siguiendo los cánones arquitectónicos imperantes en la época con el uso de instalaciones metálicas al estilo de la Torre Eiffel. Con el mismo se intentaba dar respuesta a las necesidades de equipamiento que se estaban produciendo en la zona, ante el gran aumento poblacional que atraía el nuevo puerto de la ciudad.

En su momento, aportó a la isla la novedad que suponía el uso del hierro como material constructivo y la reordenación de los puestos de los mercados instalándolos hacia el exterior de la edificación. Destaca en su arquitectura, no solo el uso de dicho material como soportes, sino el empleo del hierro en combinación con el cristal para lograr fines decorativos en huecos y cubiertas.

En Abril de 2005 el edificio fue declarado Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento. Para ello, fue determinante su consideración como el edificio, construido en hierro, más característico de Gran Canaria.

En la actualidad, tras la reforma realizada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en el año 2012, el Mercado complementa su oferta tradicional con locales de restauración y ocio.


EL Castillo de la Luz

En el año 1479 Juan Rejón, conquistador de la isla, ordenó la construcción de una torre en el mismo lugar que hoy ocupa el actual castillo, aunque sería más correcto denominarlo como fortaleza, ya que su finalidad era únicamente defensiva.

Posteriormente, en el año 1494 aprovechando sus cimientos, el gobernador Alonso Fajardo la reconvirtió en una torre medieval al estilo de la época, como las del Conde en la Gomera y la del Castillo de Guanapay en Lanzarote.

En los años 1548 y 1553 se procedió a aumentar su capacidad de defensa reforzando su perímetro y construyendo dos cubos para artillería, a la vez que se le dotó de espacio para albergar 50 soldados.

El contorno actual del castillo data del año 1572, fecha en la que se procedió a rellenar el interior de gran parte de la fortaleza a la vez que se le añadió una muralla exterior.

La torre de 1494  se encontró intacta tras el vaciado interior que se realizó en la fortaleza entre los años 2001 y 2002.
Originalmente, la fortaleza era rodeada por completo por el mar, al subir la marea.

El Castillo de la Luz sufrió a lo largo de su dilatada historia tres ataques enemigos. El primero de ellos sucedió en el año 1543, cuando fue asaltado por corsarios franceses capitaneados por Jean Alfonse de Saintonge. Durante dos días y dos noches estuvo en poder de los atacantes.

El segundo ocurrió el 6 de octubre de 1595 cuando una flota comandada por Francis Drake y John Hawkins atacó la ciudad y desde la fortaleza se le impidió su desembarco.

El tercero y último tuvo lugar el 26 de junio de 1599 y fue protagonizado por una flota holandesa al mando del corsario Peter Van der Does, el cual logró tomar el castillo, tras la extraña rendición de la tropa que lo custodiaba.

En la actualidad, es la sede de la Fundación Martín Chirino.


La Iglesia de la Luz

Su origen está vinculado a la fundación de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria por Juan Rejón. Según las crónicas, tras su desembarco en la Isleta en 24 de junio de 1478, él y los religiosos que lo acompañaban oficiaron una misa a pie de playa.

Existen pruebas ya en 1552 de la existencia en el lugar de una antigua ermita, dedicada a la Virgen de la Luz, la cual fue quemada por Van der Does tras su invasión de la isla en 1599, por lo cual debió ser reconstruida.

El 29 de septiembre de 1900 la primitiva ermita obtuvo el título de parroquia y se inició, bajo los auspicios del Obispo Pérez Muñoz, la construcción del templo actual. Las obras finalizaron en el año 1913.

La actual imagen de la Virgen de la Luz es obra de  José Luján Pérez y ostenta el título de Alcaldesa Mayor Perpetua de Las Palmas de Gran Canaria.

La Isleta celebra las Fiestas de la Virgen de la Luz, conocidas como La Naval, el segundo sábado de octubre. En la misma, a la vez que se le rinde honor, se conmemora la victoria de la isla sobre Sir Francis Drake en el año 1595.


El Faro de la Isleta

Foto de del Faro de La Isleta de Fernando Pérez Melián de 1925. Fuente FEDAC.

Uno de los elementos más representativos de la Isleta es el Faro que desde 1865 ayuda a la navegación a los buques que se acercan a nuestra isla. La edificación que lo acoge es una construcción  rectangular de dos alturas coronada con una torre cónica que alcanza 10 metros de alto.

Esta situado en una de los volcanes de La Isleta, que debido a su presencia ha pasado a ser denominado como la Montaña del Faro.

Emite una luz de color blanco en tres destellos cortos seguidos  de uno largo y su alcance es de 21 millas náuticas.

El Faro de la Isleta es uno de los más importantes, al servir como orientación a los barcos que se aproximan al Puerto de la Luz y de Las Palmas, uno de los que más transito soportan en el océano atlántico.

En la actualidad está completamente automatizado, no siendo necesaria la antigua figura del farero, el cual solía residir con su familia en la propia instalación.

La Montaña del Faro se encuentra dentro de la Zona Militar de la Isleta, por lo que el acceso al mismo está restringido.


Edificio del Aceite Racsa

La Refinería Aceitera Canaria S.A fue fundada en 1958 y estuvo en activo hasta su cierre en el año 2011.

En la actualidad, tras el cierre de la que fue la mayor empresa aceitera de Canarias, el edifico se encuentra en desuso. En sus instalaciones se fabricaron dos de las marcas de aceite más vendidas en Canarias; RACSA y HAPPYDAY.

Su última propietaria fue el grupo industrial SOS, que ha seguido produciendo aceite bajo la marca HAPPYDAY en otras  instalaciones de su propiedad fuera de las Islas.
En estos momentos el barrio de La Isleta se mantiene expectante sobre el futuro que aguarda a la construcción, en cuanto pudiera repercutir de una u otra forma en la calidad  de vida del vecindario.


Colegio Tauro

Fue en el año 1952 cuando se creó en la calle Tauro el colegio masculino San Francisco de Asís. Sus fundadores fueron el matrimonio formado por  Francisco Lemes y Filomena Castellano. Al poco tiempo, el centro se complementó con una sección femenina denominada Nuestra Señora de la Luz, la cual facilitó el acceso a la educación de muchas niñas del barrio.

En el año 1972 ambos colegios se fusionan, dando lugar al colegio mixto Tauro. Ofrece clases de infantil y primaria como centro concertado con la Consejería de educación del Gobierno de Canarias.


El Colegio Saucillo

Fundado en el año 1962 por D. Miguel Pérez Arbelo. Por él han pasado miles de isleteros e isleteras que han visto cómo el centro ha ido creciendo en superficie y calidad con el paso de los años.

Situado en la calle del mismo nombre, muy cerca de la Plaza del Pueblo, está Concertado con la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias. Ofrece formación desde infantil hasta 4º de la ESO.

En el centro siempre se ha tenido en cuenta el entorno donde se encuentra, por lo que el conocimiento del barrio y su historia siempre ha estado presente en su ideario educativo.

Ya es una estampa típica del barrio el ver a su alumnado visitando  los espacios naturales de La Isleta, como es la Playa de las Canteras o el Confital.

Miguel Pérez Arbelo falleció en el año 1988, siendo una figura muy recordada en el barrio.


Los Bunker de El Confital

El Barrio de La Isleta cuenta entre su patrimonio material con varios vestigios de la Segunda Guerra Mundial. Ante la posibilidad de que los aliados invadieran la isla de Gran Canaria, si Gran Bretaña perdía su colonia de Gibraltar, el gobierno de Franco decidió fortalecer las defensas de las islas.

Siguiendo indicaciones de ingenieros de la Alemania nazi, se procedió a construir una serie de bunkers a lo largo de la costa para, desde ellos, poder repeler un desembarco naval capitaneado por Gran Bretaña.

En El Confital se conservan varias de esas construcciones que, con el mantenimiento adecuado, pueden convertirse en un atractivo histórico para canarios y turistas, como ya ocurre en otros lugares con instalaciones similares.

 

Visita otros contenidos del patrimonio isletero:

Ir arriba
We use cookies in order to give you the best possible experience on our website. By continuing to use this site, you agree to our use of cookies.
Accept