Deportes


La Isleta y el origen del fútbol en Gran Canaria

En febrero de 1894 se tiene noticia de lo que podríamos llamar el primer club dedicado al fútbol como tal, donde la prensa local se hace eco de un encuentro disputado entre el Grand Canary F.C. y una Escuadra Inglesa. También se tiene noticias del equipo denominado Las Palmas F.C. del Puerto de La Luz. Estas primeras formaciones estaban compuestas por jóvenes ingleses que residían en la isla y disputaban encuentros frente a las copiosas tripulaciones de buques de guerra que estaban de paso.

En la primera década de s. XX comienzan a surgir los primeros clubs creados por jóvenes locales canarios. Hacia el año 1904 surgen los primeros equipos autóctonos en la isla de Gran Canaria, siendo uno de los primeros clubs en fundarse el Club Gimnástico, el cual disputaba sus encuentros en Santa Catalina; y el Club Canario, creado por los hermanos Vayo y que con posterioridad devendría en Sporting Club Las Palmas, para la práctica de otros deportes. A estos le siguieron otros conjuntos como el de Los Veintidós, el Pipiolo, el Tristany o el Unión Central del Puerto, entre tantos otros. En los inicios también fueron utilizados como terreno de juego para la práctica del fútbol unos arenales a los que denominaban Campo de los Ingleses.
En el año 1905 tiene lugar la fundación de uno de los históricos del fútbol canario: el Marino Foot-ball Club. Después de unos años desde la implantación del fútbol, este deporte sufre una crisis en beneficio del béisbol en 1907 en la que desaparecen muchos de los equipos que se habían formado. Con la llegada a la isla en 1908 de José Gonçálvez García, junto con Eliseo Ojeda y otros jóvenes devotos de este deporte, se vuelve a fomentar su práctica. Poco después, a finales de la década se fundan equipos importantes como: el Artesano F.C. en 1909, el Sporting Club Victoria ó el C.D. Porteño en 1910. Los dos clubs históricos, tanto Marino F.C. como Sporting Club Victoria, serán cantera continua e inagotable de jóvenes talentos hasta la creación de la Unión Deportiva.


La Isleta y el baloncesto

Equipo de Los Pitufos Basket, en el colegio León y Castillo

Es bien conocida la vinculación de La Isleta con la llegada del fútbol a Gran Canaria. Sin embargo, no lo es tanto la importancia que tuvo el barrio en la consolidación del baloncesto como deporte.

En este apartado es necesario recordar la aportación del equipo de San Pedro a la difusión del deporte de la canasta.

Hay constancia en los años 30 del siglo XX, de la celebración de partidos esporádicos de baloncesto en el barrio, aunque no sería hasta la década de los 40 cuando estos se popularizaron. En esa popularización jugaron un papel fundamental  los Padres Palotinos que se establecieron en la vicaría de la Iglesia de San Pedro.

Estos habilitaron el patio del templo como cancha baloncestística para que los jóvenes del barrio pudieran practicar deporte. Por ello podemos decir que La Isleta fue también cuna del baloncesto insular.

El patio cancha no solo fue usado por aficionados, sino que en él se llegó a jugar partidos oficiales entre los clubs de la zona, como fueron el San Pedro o el Club Marítimo Las Canteras, a los que acudía numeroso público. Ese seguimiento popular hizo que se incluyeran partidos de baloncesto en los actos de las fiestas de San Pedro.

Tal era la afición a ese deporte, que hasta los clubs de fútbol de La Isleta se dotaron de secciones dedicadas al baloncesto, como hicieron el Marino, el Atlético y el Club Victoria para participar en la  «Copa Verano 1942/1943» que se organizó en el barrio, resultando ganador el Marino Fútbol Club.


Un gol para la historia del fútbol canario

La Unión Deportiva las Palmas jugó su primer partido el 9 de octubre de 1949. En él estuvo presente un futbolista isletero, Antonio Jorge Peña. Este cumplía ese día 23 años de edad y tuvo la fortuna de pasar a la historia como el responsable del primer gol que marcó el recién creado equipo canario contra El Marino, siendo finalmente la victoria para la Unión Deportiva por 2-1.

Una vez retirado del campo de fútbol como jugador, Antonio Jorge siguió ligado al deporte como entrenador, destacando su paso por el Ferreras C.F.

El Foro de la Isleta, ACADEHU y la U.D. Las Coloradas le hicieron entrega el 26 de febrero de 2017 del título de ISLETERO ILUSTRE en el transcurso de los actos del “Día de La Isleta” celebrados ese año.


La Isleta y el boxeo

Aunque en el presente no lo parezca, el barrio de La Isleta destacó durante décadas dentro del mundo del boxeo de la mano del Club Deportivo Racing Club.  De allí salieron púgiles que ya forman parte de la historia del boxeo isleño, como pueden ser los deportistas Cesáreo Barrera (Bombardero del Puerto), Manuel Santacruz Socas (Palenke) , Vicente Ramos Saavedra (Chato Saavedra), y Servando Vera. La sede del Racing Club estuvo ubicada en la calle Tecén durante muchos años, trasladándose en su última etapa a la calle Gordillo en la década de los años 90 .

Cesáreo Barrera


Palmarés:
Categoría: Superwelter
65 combates como profesional
15 veces campeón de España
Plata en los Juegos del Mediterráneo de 1950 (Beirut)
Olímpico en las Olimpiadas de Roma del 1960.

Manuel Santacruz (Pelenke)


Su familia, como tantas otras en su época, se estableció en
La Isleta proveniente de Lanzarote.
Palmarés:
Categoría: Peso mosca
Fue campeón  de Canarias en su categoría en el año 1955
«Colgó los guantes» para dedicarse a entrenar.
Durante 25 años fue seleccionador nacional de boxeo Amateur
.
Como seleccionador participó en 3 mundiales, 9 europeos, 4 juegos del Mediterráneo y 6 olimpiadas.

Vicente Ramos Saavedra (Chato Saavedra)


Palmarés:
Categoría: Peso Ligero
En su etapa de amateur disputó casi cien combates.
Campeón de España de su
categoría en 1954.
Medalla de Plata en 1955 en los Juegos de
l Mediterráneo.
Como profesional disputó más de 40 combates.
Solía ganar por K.O. a sus oponentes.
El 5 de agosto protagoniz
ó uno de los combates más recordados al enfrentarse en el Estadio Insular a Salvador Domínguez, púgil mucho más estilista que él. Resultó ganador Salvador a los puntos, aunque este levantó al final la mano de Chato en señal de reconocimiento por su forma de pelear.

Servando Vera

Su familia provenía de Fuerteventura.
Palmarés:
Categoría: Desde Peso Mosca a Peso Pesado.
Disputó 79 combates, en los cuales obtuvo 60 victorias. Fue 6 veces campeón de canarias. En el año 1964 fue campeón de España Militar y entre los años 1964 y 1967 en  los Campeonatos de España obtuvo una medalla de oro, dos de plata y una de bronce.
En la actualidad, sigue ligado al boxeo publicando numerosos libros sobre su historia que se han convertido en una referencia obligada para todos los seguidores de este deporte.

Ir arriba
We use cookies in order to give you the best possible experience on our website. By continuing to use this site, you agree to our use of cookies.
Accept